Consejos para la compra de portátiles de ocasión

Todo el mundo no quiere perder la oportunidad de comprar un portátil de ocasión a un precio económico, que nos sirva para trabajar sin problemas y que cumpla nuestras expectativas.

Puedes encontrar un portátil de ocasión que tenga buen aspecto y parece que está bien conservado, pero antes de tomar una decisión apresurada, ten en cuenta los siguientes consejos sino quieres tirar el dinero y luego tener que comprar uno nuevo.

1. Ten muy claro lo que quieres:

Decidir si quieres o necesitas un portátil de segunda mano para trabajos básicos de oficina, diseño o disfrutar jugando.

2. Compruebe la pantalla:

¿Sabías que es la parte más cara de un portátil? Revisa bien si la pantalla está dañada o si en algunas zonas tiene pixeles muertos, también revisa si tiene un buen contraste e ilumina correctamente.

3. Revisa si el teclado ha tenido mucho uso:

Cuando el teclado tiene las teclas con letras borrosas, esto quiere decir que ese portátil ha tenido un uso muy intenso, lo que indica que ha tenido un uso prolongado de muchas horas. La duda es si se ha utilizado en el mejor de los casos un refrigerador, para evitar el recalentamiento para extender su vida útil, pero es difícil saber con certeza si lo hizo. Así que considera este factor.

4. El precio:

En general, un ordenador de segunda mano cuesta entre 20 y 60% menos que el precio real. Menos del 20%, significa que el equipo prácticamente se ha comprado recientemente y tiene muy poco uso.

5 Ojo con la batería:

Comprueba si la batería está completamente cargada, si no está conectado el cargador, conéctalo y revisa que carga con normalidad. Hay algunos portátiles que sólo funcionan cuando el cargador está conectado a la red eléctrica, lo que significa que la batería está dañada.

6. Revisa los periféricos:

Prueba el audio y comprueba la calidad y la potencia del sonido, si tiene conexión de red, si tiene entradas USB. Si lleva un lector de CD revisa que funciona correctamente.

7. Wifi:

Compruebe la conectividad a cualquier red wifi gratuita y su cobertura.

8. Comprobar el funcionamiento general del portátil:

Mira que no haga cosas extrañas ni de pantallazos azules, si tienes que pulsar una tecla más de lo normal es que está rota y demuestra el alto nivel de uso que ha tenido el equipo.

9 Cómpralo si te ofrecen una garantía:

Te recomiendo que lo compres en algún lugar que te den un mínimo de garantía, piensa que si el portátil era de un jugador, estaría todo el día jugando y descargando, un uso muy extremo que no tardaras en notar con problemas diarios de rendimiento.

10. Almacenamiento y RAM interna:

Lo ideal es que tenga un SSD que es una unidad de estado sólido, el cual tiene un rendimiento muy superior y más rápido que un disco duro HDD. Revisa también si la memoria RAM se puede expandir en un futuro, porque te dará más velocidad. La RAM mínima debe ser de 4 GB.